Cómo elegir el modelo de coche adecuado


Como elegir el modelo de coche adecuado se puede convertir a veces en una tarea imposible y con mil y una dificultades llenas de pros y contras.

Hoy os contamos algunas ideas y recomendaciones para que nuestra búsqueda sea mucho más fácil y clara, y nos ayude a elegir de manera eficaz el coche de alquiler perfecto para nuestro viaje.

elegir-coche

1. Búsqueda en Internet: Bucear en webs especializadas es uno de los mejores caminos para informarse, para quién no es conocedor del sector del Motor y simplemente busca un medio de transporte, desentrañar una ficha técnica o una lista de equipamientos, puede ser tan complicado como la lectura de un mensaje cifrado.

2. Si es tu primer vehículo te aconsejamos elegir un coche no demasiado potente. A una persona que utiliza el coche por ciudad y algo de carretera, se bastará con una potencia de 70 CV. Si ya subes puertos de montaña y recorres muchos tramos de autovía es mejor elegir un motor algo más potente, pero no más de 120 CV para empezar.

3. Siempre se dice que mejor un coche con tracción delantera, ya que la propulsión trasera suele tener reacciones mas bruscas y imprevisibles. De todos modos, si el conductor es prudente, no debería tener problema y se acostumbraría a las peculiaridades de esta tracción.

4. Decidirse por un coche de segunda mano puede ser una buena opción. Será mucho más barato asegurar un coche de segunda mano a tu nombre si no tienes experiencia.

No recomendamos comprar un coche demasiado viejo, ya que no cuentan con los elementos de seguridad activa.

5. Elegir un coche ni demasiado grande ni demasiado pequeño.

Si lo vas a usar para viajar, mejor un compacto porque tienen más aplomo en carretera. Si lo usas en trayectos más urbanos, un utilitario es más que suficiente para ti.

6. Comprar un coche con cambio manual. Cada vez hay mejores cambios automáticos, pero recomendamos que el primer coche sea con cambio manual por varias razones. Para empezar, si un día te ves obligado a llevar otro coche que no sea automático puedas conducirlo sin problemas. Además, tienes un control mayor sobre lo que quieres hacer con el coche y entiendes mejor cómo funciona. Y por si fuese poco, un cambio manual te obliga a prestar mas atención a la conducción

7. Elegir un coche sin demasiada tecnología. Hay elementos de seguridad como el ABS, los airbags o el ESP que no deberían faltar en el coche si te los puedes permitir económicamente. Te recomendamos elegir sólo los extras imprescindibles puede contribuir al ahorro de una importante cantidad de dinero.

8. Antes de acudir al concesionario, asegúrese de que conoce bien todo tipo de datos acerca del modelo en concreto: desde el precio a sus prestaciones, pasando por la forma de financiación. Internet ha democratizado la información también en el sector de la automoción, circunstancia que conviene aprovechar para optimizar las posibilidades de éxito.

9.Atienda a sus necesidades reales. Evite dejarse llevar por las modas o caprichos y trate de que la elección final responda a las necesidades del día a día. Lo ideal es que el coche se adapte a tu rutina y que, llegado el momento, alquile otro modelo para las ocasiones especiales.

10. Pruebe el coche en las condiciones de su día a día. Es habitual que el comprador, antes de decantarse por uno u otro modelo, haga diferentes pruebas. Pero muchas veces no se tiene en cuenta que conducirlo uno solo por primera vez puede llevar a que se pase muchas cosas por alto: pruébelo por ejemplo con su familia a bordo, pues ellos también pueden advertir ciertos inconvenientes (falta de comodidad, de espacio…) cruciales en la decisión de compra. Asimismo, intente circular por todo tipo de vías por las que transitará cuando lo tenga en propiedad en condiciones que considere estándar.

11. Fije un presupuesto límite. Es habitual que, una vez recabada toda la información y habiendo elegido ya un modelo concreto, el precio final sobrepase al esperado en un principio. Asegúrese de que puede permitírselo, que entra dentro del presupuesto fijado.

12..Estudie el modo de financiación.

Es recomendable que, antes de dar el sí al concesionario, consulte con su banco u otra entidad financiera qué opciones tiene para obtener el dinero de la compra. De lo contrario, puede verse atrapado por el programa de financiación de la marca en cuestión; por tanto, cuantas más posibilidades tenga en este sentido, mucho mejor.

13. ¿Qué hacer con su coche antiguo?

Muchas veces -el mejor ejemplo es al final de los contratos de leasing-, los concesionarios ofrecen un descuento en la compra de un coche nuevo equivalente al precio del vehículo ya antiguo. Esta transacción es más cómoda, pero se suele ignorar que, por regla general, se saca más dinero por la venta a un particular; por ello, conviene ofrecer en el mercado de segunda mano el coche para comprobar cuál es el nivel de las ofertas y poder así decidir a qué opción acogerse.

14.. ¿Lo quiere en propiedad?

El leasing es una práctica que se ha extendido en los últimos años, debido a que ofrece una serie de ventajas de las que carece la compra convencional: al final del período que fija el contrato, el ‘comprador’ -que ha pagado una cuota mensual para el disfrute del coche- puede decidir si se queda con el vehículo o, si por el contrario, se lo devuelve al concesionario. Así, se paga una menor tasa de interés y se evita la cada vez más rápida pérdida de valor de la que adolece el automóvil en los últimos años.

Esperamos que todos estos consejos les sean de utilidad a la hora de elegir un coche y acierte con el modelo adecuado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s