Un viaje por carretera: De Lisboa a Oporto


Metidos de lleno en el buen tiempo y con el verano a la vuelta de la esquina podemos hacer alguna escapada de 3 o 4 días. ¿Y qué mejor que el país vecino para ello?

Hoy os traemos como ejemplo de viaje una ruta en coche desde Lisboa a Oporto, conociendo las maravillas del país luso. El recorrido que vamos a realizar son unos 320 kilómetros, donde de camino disfrutaremos de pequeñas ciudades, pueblos, palacios, castillos, y por supuesto, playas.

Comenzamos nuestra ruta con un coche de alquiler en el Aeropuerto de Lisboa. En este punto no nos vamos a enrollar mucho explicando las lindezas de Lisboa, ya que en publicaciones anteriores hemos hablado de ella. Así que entra en el post La mezcla perfecta: Lisboa + Madeira o en 5 destinos tentadores para primavera y descubre qué no te puedes perder de la capital de Portugal. En esa lista añadimos la Plaza Rossio, la Catedral de Lisboa, y pasear por algunos barrios como el de Alfama, Baixo y Chiado.

Manos al volante y rumbo a Sintra, a 30 km de Lisboa. Es un pueblo de tal encanto que seguro que será uno de los lugares favoritos de la ruta, sus palacios de cuento y sus túneles masónicos hacen de su arquitectura un auténtico arte. Pero no solo eso, sino este coqueto pueblo está rodeado de un paisaje espectacular.

Podemos dar una vuelta por su casco histórico y caminar por sus callejuelas empedradas. Nos toparemos con el Palacio Nacional de influencia árabe. A 10 minutos de Sintra tenemos la Quinta da Regaleira, un palacio de lo más extraño en cuanto a la decoración, aunque las vistas desde su terraza son increíbles. Pero lo que de verdad nos sorprende es su jardín, una extensión enorme donde encontramos túneles subterráneos, cuevas y un peculiar pozo.

Cerca de allí tenemos el Castillo dos Mouros, una fortaleza en la colina con unas vistas de infarto, y como no otro palacio, el Palacio da Pena de llamativos colores, con torres y formas imposibles, en lo alto de la montaña, claro.

Palacio da Pena - Alquiler de coches en Lisboa

Palacio da Pena

Nos dirigimos hacia el norte y llegamos a Óbidos, otra joya de Portugal. Es una villa medieval fortificada, donde encontramos de todo; altas murallas medievales, calles empedradas, escaleras empinadas, casas blancas e impresionantes castillos. La villa está rodeada de campos de cultivo, viñedos y colinas que se extienden hasta el Océano Atlántico. Podemos visitar el Castillo de Óbidos, con sus paredes hechas de adoquines, iglesias y una hermosa fuente que encontraremos en el centro de la villa. Si tenemos pensado ir en el mes de julio nos toparemos con el festival medieval que celebran todos los años, repleto de caballeros, música y obras de teatro.

La siguiente parada se compone de 3 lugares: San Martinho do Porto, Alcobaça y Nazaré, a pocos minutos unas de las otras. Con nuestro coche de alquiler tenemos toda la flexibilidad que necesitamos.

San Martinho do Porto destaca por sus playas donde podemos pasar un agradable día bajo el sol. En Alcobaça tenemos el Monasterio de Santa Maria, y varios museos, como el Nacional do Vinho y el Raul Da Bernarda.

El pueblo costero de Nazaré se puede disfrutar de su tranvía que sube a la montaña donde se divisa una panorámica que alcanza toda la playa y el núcleo urbano, después si nos entra el apetito podemos comer en alguno de sus magníficos restaurantes con vistas al mar. Por la tarde, a unos 50 kilómetros, la mejor opción es visitar el Santuario de la Virgen de Fátima, uno de los santuarios marianos más importantes del mundo. Después de contemplar la gran explanada del santuario y la capilla, nos dirigimos a Figueira da Foz, aquí seguimos con las playas y además podremos apreciar una puesta de sol única con un bello paisaje de fondo.

La siguiente parada es Coimbra. La mayor parte de sus habitantes son estudiantes, así que nos podemos imaginar el ambiente nocturno que nos encontraremos. Una de las cosas más atractivas de la ciudad es la arquitectura de estilo zalarista y del siglo XX de la Universidad de Coimbra, situado en lo alto de la colina. La ciudad también nos ofrece dos catedrales que visitar: la Sé Nova y la Sé Velha, ésta última es un impresionante monumento románico. En las faldas de la colina se puede pasear tranquilamente por el barrio comercial.

Universidad de Coimbra - Alquiler de coches en Portugal

Universidad de Coimbra

Al norte de Coimbra tenemos la localidad de Luso y el bosque de Buçaco, es interesante ver la zona de las fuentes procedentes de los manantiales y el balneario. Desde el bosque podemos subir al impresionante Palacio de Buçaco.

Ya de camino a Oporto aparece la ciudad de Aveiro. La llaman la Venecia portuguesa, por algo será… Encontramos canales ideales para dar una vuelta en los barquitos típicos que imitan a las góndolas venecianas. También es perfecta para caminar por las calles del barrio de Beira Mar para conocer las pequeñas y coloridas casas de pescadores y sobre todo los restaurantes especialistas en pescado. Con nuestro coche de alquiler podemos acercarnos a las playas de la Barra, en las afueras de la ciudad. El paseo merece la pena.

Y llegamos al final de la ruta. La querida Oporto es una ciudad joven, romántica y acogedora, construida sobre las colinas que rodean la desembocadura del río Duero. Es ideal alargar la estancia al menos dos días, ya que la ciudad tiene mucho que ofrecernos.

Su centro histórico abarca monumentos de distintos estilos, como la Catedral de la Sé de Oporto románico o el Palacio neoclásico de la Bolsa. Si nos gusta el vino, entonces no podemos volver a casa sin degustar el famoso Vino de Oporto.

La zona de Ribeira es la parte más turística y romántica de Oporto, tras sus estrechas calles, arcos medievales y edificios viejos se esconde un barrio bohemio ideal para los enamorados. Tenemos el Puente Don Luis I, que lo une con el municipio de la Villa Nova de Gaia, nos ofrece unas preciosas vistas tanto del río Duero como de los barrios que lo rodean.

Puente Don Luis I - Alquiler de coches en Oporto

Puente Don Luis I

Si hay que hablar de los símbolos de la ciudad, debemos hacer mención a los antiguos tranvías, si subimos a uno disfrutaremos tranquilamente de la ciudad.

También nos ofrece playas, la más famosa la tenemos en la localidad de Matosinhos, donde podemos hacer una mini excursión rodeando el litoral hasta llegar al faro que marca la desembocadura del Duero y disfrutar de la arrebatadora puesta de sol.

      Si no tenemos muchos días de vacaciones Portugal es el destino perfecto. Descubrir las maravillosas ciudades y pueblos del país vecino, se asegura un viaje que merece la pena. ¡Animaros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s